.

INVERSIONES

.

[heading]¿POR QUE INVERTIR EN BONOS?[/heading]

Muchos asesores financieros recomiendan a los inversionistas tener un portafolio diversificado constituido, principalmente, por bonos, acciones y fondos. Debido a que los bonos tienen un flujo predecible de dinero y se conoce el valor de éste al final (lo que le van a entregar al inversionista al final de la inversión), mucha gente invierte en ellos con el objetivo de preservar el capital, incrementarlo o recibir ingresos por intereses.

[heading]RENTA FIJA CORPORATIVA[/heading]

[column width=»eight» position=»first»]

Antes de tratar la inversión en Bonos Corporativos es importante definir qué es un bono. Un bono es un certificado de deuda, es decir, una promesa de pago futura documentada en papel en el que se determina el monto, plazo, moneda y secuencia de pagos. Cuando un inversionista compra un bono está prestando su dinero ya sea a un gobierno, a un ente territorial, a una agencia del estado, a una corporación o compañía, etc.

En retorno a este préstamo el emisor promete pagarle al inversionista unos intereses durante la vida del bono para que el capital sea reinvertido a dicha tasa cuando llega a la maduración o vencimiento.

Existen diversos tipos de bonos entre los que se pueden diferenciar:

  • – En función del emisor, se destacan:
    • Los bonos emitidos por el gobierno nacional, a los cuales se denomina deuda soberana.
    • Los bonos emitidos por las provincias o bonos provinciales, por municipios, y por otros entes públicos.
    • Por último existen los bonos emitidos por entidades financieras y los bonos corporativos (emitidos por las empresas), a los cuales se denomina deuda privada.
  • – En función de la estructura
  • – En función del mercado donde fueron colocados

UN PUNTO A TENER EN CUENTA, LOS BONOS CORPORATIVOS: UNA INTRODUCCIÓN AL RIESGO CREDITICIO

De entre todos los tipos de bonos, nos centramos ahora en los bonos corporativos, ya que ofrecen un elevado rendimiento en comparación a otras inversiones. Sin embargo, esta alta tasa de rendimiento no es gratis. La mayoría de los bonos corporativos son debentures, lo que implica que no están asegurados por colaterales. Los inversores de tales bonos deben asumir no sólo el riesgo de tasa de interés sino también el riesgo crediticio, es decir, la posibilidad de que la compañía emisora no cumpla con sus obligaciones. Es por tal motivo, que se torna especialmente importante que los inversores en bonos corporativos conozcan cómo valorar el riesgo crediticio y sus pagos potenciales: mientras que un incremento en la tasa de interés puede reducir el valor de su inversión en bonos, el default puede eliminarla directamente (los tenedores de bonos en default pueden recuperar algo de su principal, este es a menudo céntimos de euro).

[/column] [column width=»eight» position=»last»]

Otro concepto importante es el Yield to Maturity o tasa de rendimiento al vencimiento, la cual expresa el resultado de todos los pagos de cupones y cualquier otra ganancia proveniente de una apreciación intrínseca en el precio.

La Current Yield es la porción generada por los pagos de cupones, los cuales se realizan comúnmente dos veces al año y estos dan cuenta del mayor ingreso de los bonos corporativos. Por ejemplo, si usted paga 95€ por un bono con cupón anual de 6€ (3€ cada seis meses) su current yield es aproximadamente 6.32% (6€/95€). La apreciación intrínseca del precio contribuye a los resultados de la yield to maturity y proviene del retorno adicional que el inversor obtiene comprando un bono a descuento, manteniéndolo hasta su vencimiento y recibiendo al final del término el valor par. Es también posible emitir bonos corporativos cero cupón, cuya current yield es cero y su yield to maturity es función solamente de la apreciación intrínseca del precio. En la práctica, la mayoría de los bonos corporativos proporcionan a sus inversores la current yield. Los inversores que buscan primariamente un flujo de ingreso anual predecible observarían con beneplácito a los bonos corporativos ya que sus tasas de rendimiento siempre excederán el rendimiento pagado por el gobierno. Aún más, los cupones de los bonos corporativos son predecibles y, con frecuencia, más altos que los dividendos recibidos por la inversión en acciones comunes.

BAJO ESTE UNIVERSO DE INVERSIÓN CADA VEZ MÁS AMPLIO Y COMPLEJO SE TORNA DE MAYOR IMPORTANCIA EL OBTENER UN CRITERIO PROFESIONAL ESPECIALIZADO, QUE SERÁ LA VERDADERA LLAVE PARA LA OBTENCIÓN DE RESULTADOS POSITIVOS, FIABLES Y CONSTANTES. EN BIGVALUE TENEMOS ACCESO A UNA AMPLIA GAMA DE PRODUCTOS, GESTORAS, CLASES DE ACTIVOS Y MERCADOS PARA QUE NUESTROS GESTORES PUEDAN SELECCIONAR EL MEJOR PRODUCTO EN CADA MOMENTO. ADEMÁS, AL NO CONTAR CON PRODUCTO PROPIO, REALIZAMOS LA ELECCIÓN SIN CONFLICTO DE INTERESES, LO QUE ASEGURA NUESTRA INDEPENDENCIA.

[/column]